¿ESTÁS PREPARAD@?

 In Blog

Preparación básica para iniciar el Camino de SantiagoTienes claro que es la experiencia que estabas buscando desde hace tiempo. Y te has decidido a dar el paso…Pero ¿cómo saber que ya estás suficientemente preparado para el pistoletazo de salida? Si bien cada peregrino es único, existe una preparación básica necesaria que te permitirá alcanzar un mínimo de condición física para afrontar los retos que depara el Camino.

Como indican los expertos de Pilgrim.es, es importante:

  • Acostumbrar tus articulaciones a caminar durante un período comprendido entre los 60 y 90 días anteriores al comienzo de la peregrinación.
  • Salir a caminar al menos 3/4 veces por semana en sesiones de unas dos horas durante el primer mes, tras finalizar este entrenamiento deberías ser capaz de caminar durante 3 horas sin problema.
  • Ir aumentando el número de sesiones por semana y las horas de recorrido
  • Intercalar terrenos llanos con otros en los que varíe el trazado, es decir, que la orografía presente numerosas elevaciones y bajadas. Esto servirá para acostumbrar las rodillas y los tobillos a las variaciones del terreno muy presentes en la ruta jacobea.
  • Usar el calzado y mochila que vas a llevar al Camino: Durante los últimos 30 días de la preparación recomendamos que empieces llenando la mochila progresivamente de peso hasta alcanzar el 10% del peso corporal, así adaptaremos a nuestro cuerpo a caminar con el mismo equipo que vamos a utilizar durante la peregrinación.
  • Recuerda hidratarte siempre y estirar: Antes y después de cada sesión de entrenamiento, tampoco está mal pasar un chequeo médico antes de emprender actividades que impliquen un esfuerzo físico reseñable.

Puede parecer un entrenamiento exhaustivo a priori pero resulta crucial a la hora de ganar confianza y seguridad en un@ mism@. Cuanto mayor sea la preparación, mayor será la sensación de capacidad para afrontar el reto. Pero conviene conocer los propios límites. Y es que el exceso de exigencia tampoco es recomendable ya que únicamente conduce a la frustración y el desánimo. Así que se trata de equilibrar fuerzas y prepararse sin grandes tensiones.

Es igualmente aconsejable llevar a cabo un proceso de planificación adecuando cada fase a las propias condiciones físicas. Ni metas inalcanzables ni objetivos sin sentido. Lo importante es que, a pesar del esfuerzo, suponga en todo momento un placer y no una obligación.

Hecho esto, lo único que queda es averiguar los secretos del Camino paso a paso. Lanzarse a la aventura y explorar los secretos de cada etapa. Día a día. La mayor parte de ellos, como en la vida misma, sólo pueden descubrirse caminando.

HOSTAL GAU TXORI os desea ¡Buen Camino!

Fuente: pilgrim.es
Imagen: Pixabay
Recommended Posts
Contáctenos

Puede enviarnos un email y contactaremos a la mayor brevedad posible.

¿No es legible? Cambiar texto.

Start typing and press Enter to search