Camino de Santiago Zubiri

El itinerario del Camino: Roncesvalles – Zubiri

Desde el albergue Itzandegia del Camino de Santiago salimos a la N-135 y, tras un corto trecho, cogemos un camino que nace junto al arcén derecho y que discurre por un bosque de hayas y robles.

Camino de Santiago Zubiri

Pasados cien metros puede verse al otro lado de la carretera y, a través de las ramas, la cruz de los Peregrinos, un crucero gótico que fue trasladado a este lugar en el año 1880 por el Prior don Francisco Polite.

El bucólico paseo termina al llegar junto a las naves del polígono Ipetea, punto donde giramos a la izquierda para salir a la N-135 y entrar en Burguete.

La calle San Nicolás y la carretera son todo uno, así que por ella atravesamos el pueblo, ya que no hay arcén entre las robustas casas blasonadas y el asfalto (Km 2,8).

Pasada la iglesia de San Nicolás, torcemos a la derecha junto a una sucursal bancaria para cruzar una pasarela sobre un arroyo que baja hacia el río Urrobi.

Continuamos por una pista, flanqueada por algunas naves y extensas praderas pobladas por ganado y bosquetes de hoja caduca.

Tras sortear varios cauces de agua por vados rudimentarios de piedra y solventar un repecho, salimos a una pista asfaltada desde la que se aprecian los tejados rojos de Espinal y por la que bajamos hasta este primer pueblo del valle de Erro.

Nos internamos en el casco urbano para salir a la N-135 a la altura de la moderna iglesia de San Bartolomé. Giramos a la derecha y seguimos por la acera casi rozando las fachadas blancas de dos y tres alturas.

Justo después de un paso de peatones giramos a la izquierda y por pistas de diferente piso subimos hasta el alto de Mezkiritz, donde junto a la carretera hay una lápida con la imagen labrada de la Virgen de Roncesvalles (Km 8,2).

Al cruzar la carretera ¡ojo!, porque podemos despistarnos y coger la senda que no es. Hay una que lleva a los Altos de Errebelu pero nosotros debemos seguir la indicada por el mojón jacobeo. Una cancela metálica nos anima a entrar en el hayedo y a descender por él. Rodeados también de boj, acebos y helechos avanzamos hacia la siguiente población.

Un último tramo, algo resbaladizo si ha llovido, nos deja junto a la carretera pero en su lugar cogemos un camino artificial empedrado que llega hasta Bizkarreta, fin de etapa en el siglo XII gracias a la existencia de un hospital de peregrinos. (Km 11,4).

La abandonamos junto a una tienda y ponemos rumbo a Lintzoain, distante casi dos kilómetros (Km 13,3).

Una vez en Lintzoain pasamos junto al frontón y torcemos a la derecha para coger un carretil de cemento muy empinado que afrontaremos con resuello.

Se sigue por pista de gravilla – un mojón se encarga de recordarnos los cuatro kilómetros que restan hasta el alto de Erro – y se continúa a través de una estrecha senda.

Las primeras rampas son las más duras pero la pendiente cede y el camino se ensancha. Incluso hay buenos tramos en claro descenso, como el que nos lleva hasta el mismo alto de Erro, donde cruzamos la N-135 (Km 17,8).

Cogemos una pista y a los setecientos metros dejamos a un lado la Venta del Puerto, antigua posada que hoy se encuentra en estado lamentable y hace las veces de establo.

Camino de Santiago ZubiriDespués la bajada se hace más patente, nos lleva a abrir y cerrar un par de portillos y nos sorprende con algún tramo de escalones. Al final nos presentamos en el puente de la Rabia sobre el río Arga, construcción por la que accedemos a Zubiri y al valle de Esteribar (Km 21,5).Este puente de estilo románico, del siglo XII debe su nombre a la leyenda de que , al pasar bajo sus arcos, los animales afectados por esta enfermedad quedaban milagrosmamente curados. A pocos metros a la derecha daremos con la carretera desde donde se aprecia al fondo a la derecha la bifurcación de las carreteras N-135 con N-138 donde se ubica el complejo hostelero Gau Txori.

Aunque el pueblo se ha transformado recientemente, en Zubiri encontramos casonas de gran porte y a cuatro aguas de hasta tres alturas y la iglesia de San Martín, iglesia de nueva construcción, ya que la original fue destruida tras la guerra carlista.

El itinerario del Camino: Zubiri – Pamplona / Iruña

Hay que volver sobre los pasos de ayer y cruzar de nuevo el puente de la Rabia.
Tras un kilómetro llegamos al borde de una carretera, justo enfrente de la fábrica de Magna, una empresa fundada en 1945 aprovechando el yacimiento geológico de magnesita.

Subimos por la carretera, rodeando el perímetro de la empresa y, posteriormente, descendemos un tramo de escaleras para abandonar el área industrial.

Por un camino empedrado llegamos a Ilarratz y ochocientos metros después a Eskirotz, dos pequeñas poblaciones de apenas veinte vecinos (Km 3,7).
Camino de Santiago ZubiriMás adelante, a escasos dos kilómetros, se encuentra Larrasoaña, pueblo señero de la ruta jacobea vertebrado por la calle San Nicolás.
Debe su origen a la fundación de un monasterio en el siglo X.

Viniendo de Zubiri el itinerario no penetra en esta localidad, ya que se encuentra separada del Camino por el río Arga y el puente de los Bandidos. Un corto ascenso lleva hasta el siguiente núcleo del valle de Esteribar: Akerreta.
En lo alto del pueblo se encuentra la iglesia de la Transfiguración, que aún conserva elementos medievales como la torre, la portada y la pila bautismal (Km 6,1).
Pasamos junto al hotel rural y después de un portillo y un tramo de gravilla llegamos hasta una carretera local, que cruzamos.

El siguiente tramo no defrauda en absoluto. Resguardados entre árboles y matorral vamos en busca del río Arga y solventamos un rápido descenso hasta la misma orilla, llegando casi a rozar el agua.

Pegados al cauce llegamos hasta el puente de Zuriain (Km 9,2).
Tras él salimos a la N-135 y seguimos con cuidado por su arcén durante unos cientos de metros. Pasado el peligro cogemos el desvío de Ilurdotz y volvemos a cruzar el Arga para dirigimos hasta Irota (Km 11,2).

Dejando a un lado su iglesia de San Pedro seguimos por pista hasta el puente de Iturgaiz, de origen románico y rehabilitado el siglo pasado.
Aquí surge la pista que conforma el paseo fluvial del Arga, un recorrido ameno frecuentado por paseantes y ciclistas que nos lleva hasta un merendero situado al otro lado de la N-135, vía que salvamos por un paso subterráneo (Km 12,9).
Mesas, barbacoas e incluso servicios animan al descanso. Si cruzamos el río podemos continuar hasta Pamplona por el mismo paseo. Si seguimos de frente continuaremos por el itinerario tradicional.
Éste nos lleva a subir por un sendero y a pasar por el antiguo señorío de Arleta, hoy un conjunto de casas arruinadas.Camino de Santiago Zubiri

Nos despedimos del valle de Esteribar y más adelante evitamos cruzar una circunvalación gracias a otro paso subterráneo.

Bajamos así hasta el puente del río Ulzama y la ermita de la Trinidad de Arre, que aún luce su ábside románico (Km 15,8).

Accedemos a la calle Mayor de Villava, cuna de Miguel Indurain, y atravesamos por ella esta localidad navarra.
A la salida cruzamos la carretera y continuamos rectos, pasando varias rotondas, hasta enlazar con Burlada, población que también se cruza por su calle Mayor. (Km 17,2).
A la altura de un taller mecánico se gira a la derecha para cruzar la carretera junto a Viveros Arvena.

Tras el cruce, atentos a la señalización jacobea del pavimento, seguimos unos metros hacia la derecha y doblamos a la izquierda hacia un paseo.
Es el camino de Burlada o paseo de la Magdalena que nos llevará, siempre de frente, hasta las puertas de Pamplona, la primera ciudad del Camino de Santiago.

Kilómetro y medio más adelante cruzamos el puente de la Magdalena y seguimos por la derecha hacia un paso regulado por semáforos.
Se continúa junto a las murallas para traspasar un puente levadizo y el portal de Francia, que nos lleva a seguir rectos por las calles del Carmen y la Navarrería.

Aguzando la vista en busca de una señal que nos guíe nos desviamos a la izquierda por la calle de Curia y luego a la derecha por la calle Compañía, donde se encuentra el albergue pamplonés (Km 20,4).

Consulte la disponibilidad y haga su pre-reserva online

Contáctenos

Puede enviarnos un email y contactaremos a la mayor brevedad posible.

¿No es legible? Cambiar texto.

Start typing and press Enter to search